Microeventos, una nueva forma de hacer Team Building

Los microeventos nacen como respuesta a un problema surgido en multitud de convenciones y reuniones empresariales. La realización de grandes eventos de team building o jornadas de actividades para los trabajadores se sale del guión marcado por la propia convención, requiere mucho tiempo y su preparación suele exigir cierta inversión y dedicación. Pero al mismo tiempo, los organizadores pretenden siempre encontrar algún tipo de actividad o acción que diferencie la reunión, que le dé un toque distintivo y que cree una memoria positiva en los participantes. Básicamente, que no regresen a sus puestos de trabajo pensando que han sido simples oyentes y no partícipes de la reunión.

Por este motivo nacieron los Microeventos o Eventos Low Cost. Pequeñas actividades para empresas que, con una duración de tan solo 30 minutos que no rompe la dinámica de las reuniones y charlas, crean un ambiente de distensión, participación, integración y compañerismo como cualquier gran evento de team building en España puede hacerlo. Todo ello sin movernos del lugar donde se esté realizando la convención en sí, facilitando la rapidez y sencillez de la actividad.

Los microeventos se llevan a cabo en los descansos de las convenciones. En lugar de simplemente estirar las piernas y conversar, habitualmente acerca de las mismas temáticas que se están tratando en las charlas, los microeventos favorecen la participación activa, la integración de todos los asistentes y la expresión personal, logrando así la desinhibición de todos los participantes.

Los efectos beneficiosos de los microeventos son numerosos y claramente observables. Como principal cualidad, rompen con el tedio y la rutina. Aportan un factor sorpresa a los trabajadores y les embaucan en una pequeña acción y dinamismo que aportará buenas dosis de positivismo cuando valore las reuniones. Otra de sus cualidades más atractivas es que cumplen con los objetivos básicos que cualquier otro tipo de evento de team building para empresas, tales como la participación activa, la integración en el conjunto, el sentimiento de pertenencia al grupo o la identificación con la empresa. Los asistentes a la convención pasan de ser escuchadores pasivos a ser protagonistas incontestables de la acción. Del mismo modo, también cabe valorar otros efectos beneficiosos como favorecer la pérdida de vergüenza y la expresión personal y artística, el carácter lúdico y animado que conllevan y la capacidad de variación y sorpresa intrínsecas a ellos.

La variedad, como decimos, de microeventos, es casi tan amplia como su imaginación le deje. Desde convertir a todos los asistentes en un coro de góspel hasta enseñarles y realizar con ellos la Haka maorí, los microeventos incluyen actividades como talleres de magia, microteatro o teatros de improvisación en los que el público es también protagonista de los sketch, la realización de canciones, orquestas o coreografías, o la participación en auténticos juegos de roll playing. 

Author:Natuaventura Team Factory
Fecha:25 de Octubre de 2015


Volver al Blog

Algunos de nuestros Clientes