kopernico

Team Building ¿Qué es y por qué lo necesita tu organización?

Cada vez más el término de Team Building parece ganar protagonismo en las organizaciones pero, ¿Qué es y por qué lo necesita tu organización? No es más que un término anglosajón cuyo significado es la “construcción de equipos” enfocado al ámbito organizacional.

Funciona como un servicio que es demandado por las empresas para que -a través de diversas actividades muy dinámicas- se logre avanzar en el alto rendimiento de los grupos de trabajo.

Las empresas a nivel mundial comprenden la importancia de generar mejores condiciones para sus empleados, algo que pasa por la necesidad de promover espacios que permitan trabajar en pro de la recreación, el compañerismo y la consolidación de equipos.

¿De qué vale que una empresa cuente con una gran plantilla de empleados si éstos ni siquiera se reconocen ni son capaces de prestarse apoyo? La respuesta es que no sirve de nada y, precisamente, para atender un tema tan apremiante existe lo que se conoce como Team Building.

Inicios del Team Building

Aunque en la actualidad es toda una tendencia, los inicios del Team Building se remontan a los años 20 cuando el reconocido psicólogo y escritor William McDougall  comenzó a hablar de lo fundamental que era para las empresas la formación de equipos productivos.

Luego, se le sumaron los estudios Hawthorne que demostraron la importancia de las relaciones humanas en el trabajo. Sin embargo, no fue hasta 1970 que se hicieron las primeras prácticas empresariales, gracias al reconocido teórico y psicólogo estadounidense David Kolb, quien reveló la importancia de los grupos profesionales dentro de la cultura empresarial.

20 años después y hasta entonces, la implementación de esta técnica organizacional no ha parado y, en la actualidad, es una movida en la que buscan involucrarse las empresas de muchos países, sobre todo las ubicadas en países europeos y más específicamente las españolas. Pero no queda ahí, en China y en Estados Unidos la “construcción de equipos” también se mantiene en pleno auge.

¿Cómo lograr equipos de alto rendimiento?

Se debe trabajar mucho para conseguir este objetivo con el que sueñan la mayoría de las empresas. Y, de tener un buen líder, dependerá la consecución del mismo, ya que éste es el encargado de llevar las riendas.

Es necesario que un buen líder tenga los objetivos claros, que esté en constante comunicación con los equipos, que disponga de una herramienta para medir las metas, que ofrezca al grupo procedimientos para resolver problemas y encontrar soluciones efectivas, entre otros.

Esto también se relaciona con la importancia de atraer a las empresas el personal que realmente necesitan. La idea no es contratar por contratar sino dar con profesionales que sean lo suficientemente competentes. Además, será necesario que ese personal se siente involucrado con el proyecto y su equipo de trabajo como parte indispensable para poder materializar las metas planteadas.

Team Building y los eventos lúdicos

Más allá de la necesidad de tener a disposición empleados con las habilidades y destrezas requeridas para cada cargo, es fundamental promover el Team Building en las empresas a través de eventos lúdicos como es el caso de actividades recreativas que no pueden hacerse en solitario.

No hay mejor forma de enseñar que no sea involucrando a las personas por medio de actividades de su agrado y que -al mismo tiempo- cumplan el propósito de promover el compañerismo.

¿Imaginas la idea de vivir una aventura en solitario constantemente? Seguramente no, porque para poder hablar de aventura se necesita de otro u otros. Esto es precisamente lo hace el Team Building mediante un conjunto de técnicas que buscan crear situaciones para que el trabajo en equipo sea clave.

¿Cómo llevarlo al ámbito empresarial?

Sin duda, al realizar una actividad que requiera de compartir y vivir una aventura en equipo es imposible que esa sensación de compañerismo no se traslade al ámbito empresarial, puesto que el propósito de generar un vínculo ya se ha logrado cuando se divierten en equipo haciendo las dinámicas de Team Building.

Esto no quiere decir que las actividades se tengan que realizar en los espacios de la empresa, al contrario, será necesario buscar locaciones lo más alejadas posible para que los empleados tengan la oportunidad de sentirse libre y puedan disfrutar, abstraerse un poco. Esto se traducirá en mayor productividad.

Conclusión

Parte del éxito del Team Building se relaciona con la posibilidad de generar vínculos a través de este tipo de actividades, incluso entre compañeros que nunca han tenido la oportunidad de relacionarse.

Ningún trabajo, idea o emprendimiento por bueno que sea podrá llevarse adelante en solitario y esa es la razón por la que la “construcción de equipos” tiene un rol fundamental en las empresas.

Crear situaciones tensas y difíciles que requieran del apoyo de otros es lo que permitirá asumir las actividades del Team Building tal como si se estuviera resolviendo un problema dentro de la empresa, de manera que los empleados puedan sentir la necesidad de la intervención de los demás para poder  salir adelante más fortalecidos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *